La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) revirtió su dirección tras las pérdidas de las últimas sesiones y logró cerrar con una ganancia de 0.34 por ciento, debido a la publicación de datos económicos a nivel global.

De esta manera, el principal indicador accionario, el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC), arrancó el mes de agosto de forma positiva, al colocarse en 44 mil 903.95 unidades, lo que representa un incremento de 151.02 enteros respecto al nivel previo.

Al término de la jornada bursátil, en la Bolsa Mexicana se registró un volumen de operación de 241.6 millones de títulos, por un importe económico de siete mil 657.8 millones de pesos; 61 emisoras ganaron, 52 perdieron y cuatro se mantuvieron sin cambio.

Las emisoras que contribuyeron al incremento del IPC fueron América Móvil con 0.51 por ciento, el grupo industrial Alfa, con 0.56 por ciento, Femsa con 1.05 por ciento y el Grupo Financiero Banorte que subió 1.44 por ciento; por el contrario, destacó la baja de Grupo México, de 2.79 por ciento.

La Bolsa Mexicana finalizó hoy con incrementos después las pérdidas que acumuló en la semana previa, y después de la publicación de diversos indicadores económicos a nivel global, que generaron resultados mixtos en los mercados globales.

El mercado accionario local se desligó de sus pares estadounidenses, que terminaron en terreno negativo, de los cuales el Dow Jones perdió 0.52 por ciento, el Nasdaq descendió 0.25 por ciento y el Standard and Poor´s 500 bajó 0.28 por ciento.

Este día destacó que en China se difundió el dato final del PMI de Markit, el cual se ubicó en 47.8 puntos, indicando una contracción del sector manufacturero durante julio, en su mayor ritmo de desaceleración desde agosto de 2012.

Lo anterior contrarrestó con los datos que se dieron a conocer en Estados Unidos, los cuales tuvieron un sesgo positivo. Al mes de junio, el ingreso personal registró un crecimiento mensual mayor al esperado, de 0.4 por ciento, mientras que el gasto personal se mantuvo en línea con las expectativas, al mostrar un incremento de 0.2 por ciento.

Adicionalmente, se publicó que al mes de junio, el gasto en construcción registró un crecimiento mensual de 0.1 por ciento, debajo del registro esperado de 0.6 por ciento y del previo, el cual se revisó de 0.8 a 18 por ciento; y el ISM manufacturero de julio se ubicó en 52.7 puntos, por debajo del 53.5 previo y esperado.

Los inversionistas también estuvieron pendientes de los precios internacionales del petróleo que observaron una fuerte caída; el tipo West Texas Intermediate (WTI) cayó 3.78 por ciento para cerrar en 45.34 dólares por barril.

Esto se debió a la expectativa de que Irán podría incrementar su producción en 500 mil barriles diarios tan sólo una semana después de que se retiren las sanciones a finales de noviembre.

En el mercado cambiario, el peso cerró la sesión con una depreciación de 0.32 por ciento o 5.1 centavos, en una cotización de alrededor de 16.16 pesos por dólar, ante un nuevo episodio de aversión al riesgo, informó Banco Base.

Comments

comments