Javier Rodríguez Borgio goza del éxito empresarial gracias a buenas maniobras financieras, que junto con su hermano Oscar, ha obtenido dentro de los Casinos Big Bola.

Los 18 casinos Big Bola operan en toda la República Mexicana con la razón social Comercial de Juegos La Frontera S.A. de C.V. mismos a los que en cada visita a sus instalaciones, los clientes tienen acceso a 5,434 máquinas de juego para disfrutar de momentos de esparcimiento.

De esta manera, la firma de Francisco Javier Rodríguez Borgio tiene presencia en el Distrito Federal, Estado de México (con sucursales en Atizapán, Tlanepantla, Metepec, Huixquilucan, Atizapan), Veracruz (con sucursales en Boca del Río, Córdoba, Orizaba, Tuxpan) Campeche (Ciudad del Carmen), Guanajuato (Celaya, León), Sinaloa (Mochis, Culiacán), Sonora y Querétaro.

Javier Rodríguez Borgio y la expansión del mercado

Prueba del éxito que dichos casinos han tenido en el territorio nacional es que los propietarios han anunciado que serán consultores para las personas que estén interesadas en saber como manejar un casino. Así el empresario trabajará en Panamá, país al que Rodríguez Borgio planea llevar el mismo esquema de desarrollo implementado con excelentes resultados en cada centro de juegos perteneciente a la franquicia dentro de México.

En tanto eso se materializa, en los Casinos Big Bola ubicados en la República Mexicana se continúa dando muestra de la tenacidad y empuje que el empresario Javier Rodriguez Borgio y su hermano Oscar tienen para los negocios, avalado así por los clientes frecuentes, por los empresarios con negocios similares y por personas que tienen conocimiento de cómo se mueve el sector.

Cabe destacar que en 2012, la empresa dirigida por Rodriguez Borgio obtuvo ingresos que oscilaron alrededor de los 3,886 millones 258,000 pesos, sólo por debajo de Administradora Mexicana de Hipódromos, empresa perteneciente a la también poderosa firma CIE, con 4,886 millones 983,290 pesos.

De igual forma, Big Bola obtuvo utilidades netas de 7 millones 959,789 pesos en el período mencionado, lo que ubicó a los Casinos Big Bola como un negocio rentable durante todo el año, que además ofreció empleos estables y bien remunerados a quienes laboran en la empresa de Rodriguez Borgio.

Es así que decididos a incursionar en el mundo de los juegos y sorteos, estos dos empresarios, Oscar y Javier Rodríguez Borgio, han logrado posicionar su marca, con lo que la franquicia se ha convertido en especialita en casinos y también en una de las principales firmas del sector y con los números obtenidos y acciones emprendidas no tienen otro camino más que el éxito empresarial del que ya disfruta Rodriguez Borgio.

Javier Rodríguez Borgio creó fundación Big Bola

Rodríguez Borgio – Fundación Big Bola

Después de todo lo logrado con los Casinos, el empresario se encuentra agradecido con la vida, por tal motivo también decidió crear un organismo de ayuda bajo la denominación de Fundación Big Bola.

En este otro tipo de centros, las personas que colaboran dan ayuda a personas necesitadas de recursos económicos, orientación y asesoría para emprender negocios propios y en medida de lo posible mejorar su calidad de vida.

De esta manera, se demuestra que la Fundación se dirige hacia el desarrollo social de las comunidades que da apoyo a casas hogares, niños y jóvenes que viven una infancia de pobreza y por lo cual se pretende dejarles algo trascendente y positivo en su vida, asegura Javier Rodríguez Borgio.

Comments

comments